UNIDAD DE TOXINA BOTULINICA

La toxina botulínica ha demostrado ser el tratamiento más eficaz en muchas enfermedades neurológicas que cursan con hiperactividad muscular. Es el tratamiento de elección en blefaroespasmo (contracción de musculatura orbicular de ojos), hemiespasmo (contracción de musculatura facial), distonías focales (tortícolis, distonías en miembros) y espasticidad secundaria a lesiones cerebrales (por ejemplo ictus) y medulares. Es un tratamiento que se administra mediante inyecciones en la parte del cuerpo afectada siendo un tratamiento seguro con el que se obtiene una relajación muscular que no es posible conseguir con medicamentos orales. Su efecto es temporal y se administra cada 3-6 meses en función de la respuesta del paciente modificándose la dosis y localización de inyecciones si es necesario. De esta manera se consigue mejorar la funcionalidad de la parte del cuerpo afectada siendo un apoyo fundamental al tratamiento rehabilitador y eliminando por otro lado el dolor que las distonías y espasticidad suelen producir.

En los últimos años se ha demostrado también eficaz en el tratamiento de la migraña crónica del adulto consiguiendo alivio de los síntomas en pacientes que no han respondido o no toleran los medicamentos orales.

En nuestra Unidad de Toxina Botulínica hemos realizado más de 500 tratamientos de pacientes con los problemas referidos contando en la actualidad con dos neurólogos con experiencia en la administración de dicho tratamiento (Dra. Gregoretti y Dra. Martínez). La organización de nuestra Unidad permite que, en la actualidad, el paciente tenga gran accesibilidad y flexibilidad no existiendo demora para la administración de la toxina botulínica.